fbpx

Testimonio 3

Testimonio 3

En general siempre me han gustado los números. No como las matemáticas o ese tipo de materias. Pero siempre me ha gustado la simbología numérica.

Habiendo expresado mi gusto por los números, trataré de compartir de la forma más clara posible lo que ha significado para mí el descubrir la numerología tántrica y como ha influido en mí desde que la aplico a mi  vida diaria.

Yo soy 2.6.11.3.11. Son mis números, los que me identifican en el universo. Los que me han ayudado a redescubrir, mis dones, mis talentos, mis regalos, mi destino y mi camino. Me han mostrado el valor que como ser humano poseo y lo maravillosa que puede ser la vida si entendemos y aceptamos nuestro lugar como parte esencial de lo que llamamos la vida.

En lo personal me ha abierto una ventana llena de posibilidades infinitas de lo que puedo lograr a ser. De reconocer mis ideas y sentimientos como mis herramientas más poderosas para fluir en armonía con mis deseos y propósitos. Que el cerebro y el corazón no deben estar en desacuerdo sino trabajando en conjunto para lograr nuestras metas, para ir evolucionando en mente, alma, cuerpo y espíritu. Puedo tomar decisiones de forma más asertiva y con plena confianza de que lograré mis objetivos.

Mi alma es un 2, mente negativa. Este número puede interpretarse como “ser una persona negativa” pero no es el caso. El ser mente negativa significa que soy cuidadosa, actúo con cautela y no soy impulsiva ya que evalúo los riesgos que podría correr en alguna situación incierta. Antes de conocer esta información acerca de mi alma, yo confundía mi cautela con miedo. Quería ser más extrovertida, no pensar las cosas tanto y ser tal vez más espontánea, pero no lo conseguía. Sentía que iba en contra de mi naturaleza tratar de ser algo que claramente no era.

Ahora puedo entender el porqué de mi precaución, el porqué de mi excesiva cautela y que no necesito tratar de ser algo que no soy. Me reconozco y me acepto como un total 2 y me encanta saber que ese es mi rol dentro de este universo. El ser la voz de la razón, el ser guía. Aceptarme de esa forma me ha traído una paz y una felicidad infinita que antes no conocía, y estoy inmensamente agradecida por las lecciones que día a día he ido adquiriendo. Cada día quiero aprender más, ser más, vivir más, aportar más, sumar más.

Este apenas es el comienzo de mi transformación hacia la mejor versión de mí y espero que este testimonio sea de utilidad para quien busca ser mejor y vivir una vida mejor a través de la numerología.

0 comments
0 likes
Prev post: Testimonio de Sr. AntonioNext post: Testimonio de una Mamá

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *